Cinco Alimentos para Cuidar la Salud y el Corazón

Estos alimentos no solo pueden ayudar a aliviarlo, sino que también le aportan grandes beneficios.

La alimentación es uno de los factores que más impactan la salud del corazón. Las grasas saturadas, principalmente de origen animal elevan el llamado colesterol malo que termina por acumularse en las paredes de las arterias, endureciéndolas y disminuyendo su calibre, al punto de que son responsables directas de muchas alteraciones cardiovasculares como las enfermedades coronarias, la arterosclerosis y la tensión arterial elevada.

También los azúcares libres, contenidos en las bebidas industriales y en los alimentos ultraprocesados (comida chatarra), que al convertirse en energía terminan por acumularse en forma de grasa que favorece el desarrollo de males metabólicos como la diabetes y la hipertensión, explica Gabriel Robledo Kaiser, cardiólogo, director del Centro Cardiológico de Bogotá.

Las harinas industriales, la sal y las proteínas de bajo valor biológico completan el espectro negativo de la comida frente al sistema cardiovascular.

Controlando el consumo de los anteriores alimentos se podría disminuir el riesgo de manera significativa frente a este órgano, sostiene la Liga Colombiana contra el Infarto y la Hipertensión. Pero hay otras comidas que se ha comprobado científicamente protegen contra enfermedades y le dan vitalidad y mejores condiciones al corazón.

1. Aguacate

Su alto contenido de grasas instauradas, vitaminas y minerales lo convierten en uno de los vegetales más amigables con el corazón. Por supuesto que su consumo debe moderarse y consumirse como un complemento de las verduras diarias y no como un alimento único.

2. Nueces

Las nueces tienen un bajo contenido de carbohidratos y altos niveles de proteínas y minerales de fácil absorción, también oligoelementos como zinc, cobre y manganeso, fibra insoluble y vitaminas B1, B2, B3 y B6. Se ha demostrado que su composición contiene ácidos grasos poliinsaturados (en su mayoría Omega 3), un tipo de grasa que tiene efectos cardiosaludables.

3. Cereales integrales

Un estudio de un grupo de investigadores de Harvard School of Public Health publicado en Journal of the American Medical Association comprobó que consumir cada día 28 gramos de cereales integrales reduce en un 9 % la mortalidad por enfermedad cardiovascular y hasta un 5 % la mortalidad total en personas adultas.
La razón está en el salvado (la cáscara que protege a la semilla del cereal), ya que los cereales integrales no están refinados y, por tanto, conservan esta parte rica en fibra, que disminuye la absorción de azúcares y ayuda a disminuir el colesterol en la sangre.

4. Legumbres

Fríjoles, garbanzos y lentejas son ricos en magnesio, vitamina B y fibra soluble, lo que reduce el colesterol. La soya proporciona proteína vegetal magra que puede regular grasas negativas para el cuerpo. Las legumbres son buenas fuentes de proteínas de buen valor biológico, por lo que son una alternativa de las carnes que elevan el contenido de grasas malas.

5. Salmón

El salmón silvestre, no el de criadero, es rico en ácidos grasos Omega-3, que fortalecen las defensas y contrarrestan los efectos de las grasas malas en las arterias. Se ha demostrado que las grasas buenas en el salmón también reducen la inflamación y bajan los triglicéridos. Otros pescados saludables para el corazón son las sardinas y el atún. Dos porciones a la semana son un buen comienzo.

Compartir

Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Publinet Solutions. Se prohibe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cuaquier idioma sin autorización escrita de su titular.